¿Qué harías si fueras 50 veces más valiente?

En esta ocasión quiero compartir contigo algunos pasos que utilizó con mis clientes en la elaboración de metas personales. No es la verdad absoluta pero si son muy útiles en una gran cantidad de casos.

  • Evaluación de tu presente.
    Antes de marcarte cualquier objetivo, deberías hacerte siempre esta pregunta: ¿Cual es mi situación actual con respecto a mi meta?.
    En todo proceso de Coaching para alcanzar una meta es importante contar con una referencia desde la cual poder trazar una dirección a seguir y evaluar los avances que vas alcanzando más adelante, es decir, definir el Punto de Partida (punto A).
  • ¿Qué es lo Más Importante.?
    Antes de Definir tu meta, es bien importante saber que es lo más importante para ti en relación a tus valores, ya que son estos mismos los que te permitirán diseñar una meta que vaya de la mano con tus creencias y contigo mismo. Haz una lista de Mínimo 7 valores personales (o mas) y ordénalos por importancia.
    Por ejemplo, si quieres ganar más dinero y eso te implica trabajar doce horas al día, y si para ti lo más importante en la vida es tu familia, seguramente entrarás en un conflicto interior y es probable que una de las 2 no se cumpla.
  • ¿Qué es lo que deseo?
    Tus objetivos han de estar expresados en forma positiva y específica. Has de definirlos en términos de lo que quieres, no de lo que no quieres. Además has de concretar cuando, donde y con quién lo quieres. Además, como hemos apuntado en el paso anterior, tus objetivos no deben de estar en contra de tu lista de principales valores, sino acabarás saboteándote a ti mismo ya que recuerda que para ti no hay nada más importante que tus valores.
  • Define que es lo que vas a Obtener de tu meta una vez que la hayas alcanzado.
    En este punto es importante definir cómo te darás cuenta que has alcanzado tus objetivos, qué verás, escucharás, te dirás o sentirás , qué percibirán los demás. Define las evidencias sensoriales de cómo sabrás que lo has alcanzado, te ayudará a concretar cuando has llegado definitivamente a tu meta. (Cuanto, Para Cuando)
  • Delimita tus metas en relación a tu responsabilidad.
    Los objetivos que te traces dependen únicamente de nuestros actos y decisiones las cuales estarán bajo nuestro control, no así los objetivos que dependan de otros. Por lo que céntrate en objetivos que estén en tus manos, y sino al menos define el objetivo en función de lo que tú puedes hacer. Es decir, no se vale definir metas con la esperanza de que alguien mas haga algo para que las alcancemos. (Supuestos) (Si me saco la lotería, Si vienen de visita, Si me dan permiso, etc.)
  • Los recursos que tengo para lograr mis metas.
    Hazte una lista de los recursos y herramientas con los que cuentas para alcanzar tus metas. Pueden ser tus propios recursos, como tus conocimientos, constancia, motivación, perseverancia o externos como familiares, amigos, libros, etc. Así cuando necesites ayuda conocerás todas las herramientas de las que dispones. Si bien en el paso anterior se menciona que diseñes tus metas con responsabilidad, en este paso es posible incluir a terceras personas siempre y cuando tengas la seguridad y/o responsabilidad de que su parte en la contribución de nuestras metas este a tu alcance. Es decir, poder levantar compromisos y hacerte cargo de ellos.
  • Reconoce Cuales son mis limitantes.
    Haz una lista de aquello que puede limitarte en alcanzar tus objetivos personales o profesionales. Pueden ser factores externos como dinero, coche, trabajo, amigos o internos como tus miedos o creencias limitantes, por ejemplo: No es para gente de mi edad o sexo, nunca he sido bueno en esto, Nadie en el mundo lo ha logrado, es que como soy no es posible que lo consiga, etc. De la misma manera ve evaluando si es posible ir flanqueando cada una de ellas.
  • Define que precios sí estas dispuesto a pagar, y cuales no.
    Este paso es bien importante ya que me permitirá definir que estoy dispuesto a hacer y que no. Que estoy dispuesto a perder con tal de conseguir mi meta y que no. Que estoy dispuesto a sentir con tal de conseguir mi meta y que no. Este paso es de gran ayuda para evitar desistir de alcanzar nuestra meta en el momento que puedas verte abrumado si en el camino por alcanzar tu meta te vez pagando algun precio  como la soledad, el cansancio, la pena, dinero, bienes materiales, relaciones personales, etc.
  • Alcance de mi entorno
    Define como se verá afectado el mundo a mi alrededor una vez que haya alcanzado la meta. Es decir, cómo va a afectarte o beneficiarte a ti, a tu familia, trabajo, relaciones, medio ambiente en ciertos casos, etc.
  • ¿Qué pasa si no lo intento.
    Que precios pagas actualmente por no tener tu meta realizada y a su vez que beneficios obtienes si decides no realizarla. Al definir metas es posible encontrar en algunos casos que los precios a pagar son altos y estos nos generan cierto temor. Es aquí donde podemos pregúntanos a nosotros mismos si actualmente no estamos pagando esos precios por no tener eso que quieres, o bien analizar si me conviene o no realizar mi meta. Aunque parezca extraño, muchas veces mantenemos nuestro estado presente porque sacamos algún beneficio secundario. Por ejemplo una persona mayor puede preferir seguir enferma para recibir cariño que tratar de sanarse.
  • Calendarizar
    Este calendario ha de ser lo más detallado posible, has de definir cada paso, cuando lo vas a dar, donde lo vas a realizar, con quién lo vas a realizar, de tal manera que te servirá de referencia como camino a seguir. piensa que para conseguir algo debes de dar los pasos necesarios para alcanzarlo, y si los defines desde el principio y te sientes motivado por los beneficios que obtendrás, seguramente no te costará.

Manos a la Obra

Te recomiendo algunos Tips para alcanzar tus Metas.

Loading...

Comparte esta entrada

Comparte esta entrada con tus amigos en tus redes sociales.