¿Qué hacer después de que nos rompen el corazón?
Muchas veces no sabemos qué hacer con el profundo dolor que nos ocasiona el perder a la persona amada. Y nos preguntamos, ¿Qué hago ahora que se ha ido? La etapa después del adiós podría parecer sencilla, pero realmente no lo es. Para muchos, es el período más doloroso y complejo que jamás hayan vivido. Aun se tiene que lidiar con las mentiras, el desapego y el resentimiento.

Durante este lapso de tiempo se producen un cúmulo de sentimientos difíciles de entender: rabia, resentimiento, dolor, frustración. Todos estos sentimientos tienen lugar por la pérdida del ser amado y de un proyecto de vida que parecía sostener el presente y el futuro de nuestras vidas.

Aquí les propongo algunas estrategias sencillas que pudieran ayudarnos cuando nos rompen el corazón:

Todo quedó atrás

Es tener la conciencia plena de que esa persona quedó atrás. Es sentir que la esperanza para esa relación ya está muerta. Es querer empezar de nuevo. No es sólo creer en que todo terminó: es saberlo, es vivirlo. Si todavía duele, será necesario sufrir el dolor hasta que se sienta cada vez menos. Vivir el duelo, despedirse de lo que fue importante pero ya no lo es. Es tragar la idea que esa persona ya no es parte de su presente.

Corte de Raíz

Corte todos los contactos con personas que le faciliten información acerca de su amor perdido o que le recuerden su vida y su relación con su ex. Seguir alimentando los recuerdos de una relación que no volverá, sustenta el sufrimiento. Asimismo, estar en contacto con amigos comunes o sus familiares podría estimular su necesidad de saber más sobre su vida actual. Conocer detalles de la vida de su ex pareja podría prolongar su tiempo de duelo y malestar.

Consiéntase, concéntrese en sus metas o haga nuevas metas.

Regrese a su esencia. Es hora de complacerse a sí mismo. Si ha olvidado cuál es su actividad favorita, recupérela. Siéntase bien con lo que hace. Si hasta ahora no había identificado un hobby, entonces es hora de hacerlo. Todos tenemos el derecho de invertir tiempo y energía en lo que más nos gusta hacer, en lo que nos hace sonreír, disfrutar. Despliegue todo su bienestar en lo que siente placer haciendo. Ahora organice su tiempo, ya no hay excusas para seguirlo postergando. Su vida está en sus manos y tiene el control de sus decisiones de ahora en adelante. Disfrute de la paz interior que tiene la posibilidad de cultivar. Disfrute de la intimidad con usted mismo.

Vuélvase de nuevo una oferta

¿Quieres el amor de tu vida? estate dispuesto a que te rompan el corazón, aun que eso implique una vez mas. Tantas veces como sea necesario.
Trabaja en ti, en tu felicidad, en tu tranquilidad, en tu paz mental. Recuerda que es imposible seguir adelante si no es enamorado pero de la vida, de tus pasiones de y tus metas de ti. de eso que te mueve y que te da todo lo que necesitas para poder compartirte con los demás.

Finalmente, cuando el desamor y el abandono nos rompe el corazón, tenemos dos caminos: nos echamos al mundo de los lamentos, rencores y venganzas para lanzar nuestras vidas en las profundidades de la tristeza; o… lloramos el adiós para luego recibir la luz que iluminará nuestras sonrisas y le dará la bienvenida a nuevas experiencias y a un amor dulce, libre y bonito.

Siéntete merecedor de otra nueva oportunidad

Date cuenta que eres un ser único e irrepetible. Lleno de virtudes y que estas tarde o temprano tocaran la oportunidad que mereces tener. Siempre vendrán tiempos mejores, parejas mejores, relaciones extraordinarias y mantente en la creencia que lo que estas dejando no es lo mejor que pudo estar en tu vida y que lo mejor esta por venir.

 

Lo que está por venir

Y que lo que está por venir… de igual manera tiene la posibilidad de irse, si un día lo elije. Y entonces quedas nuevamente tú, tu espejo, tus conversaciones. Queda lo que eres, lo que haces, lo que compartes y trasciende. Siéntete un instrumento para que otro ser humano pueda crecer.

Después de que nos rompen el corazón, queda el amor que día a día construimos en esa relación que ya no está, (y aunque te suene raro), queda el amor cuando el ser amado se va, después de un corazón roto queda el amor derramado, en las personas que formaron ese contexto, llámalos familia, llámalos amigos, llámalos conocidos, llámalos tus hijos,  en fin, todos aquellos que fueron testigos del gran ser humano que eres, que fuiste, que ambos fueron juntos, agradecerán ese amor y se alegrarán de tu nuevo camino

Permite este nuevo momento, de apertura a nuevas experiencias y sobretodo gózalo, disfruta, ríe y vuelve amar, tan intensamente, que aquella persona que aún no tiene nombre, sin embargo le has titulado “el amor de tu vida” querrá amarte y te amará, por todas esas mujeres/hombres que haz rechazado y te amará por todas esas mujeres/hombres que te han aceptado, te amará por las pocas/pocos que llegaste amar, pero sobretodo te amará porque ha decidido hacerlo, por el amor que proyectas y eres.

 

 

Loading...

Comparte esta entrada

Comparte esta entrada con tus amigos en tus redes sociales.