Cuando hablamos de un proyecto, este puede ser una empresa o negocio propio, una sociedad financiera, Una pareja o matrimonio, una tarea escolar o cualquier cosa que implique llegar a una meta. Cuando se inicia un proyecto es de gran importancia definir la Visión del mismo, es decir , lo que vamos a conseguir o lo que buscamos lograr al hacerlo realidad.

Lamentablemente en algunas ocasiones no lo hacemos por escrito y al pasar el tiempo se nos olvida y no le damos importancia, por ello es que en algunos casos se comienza con proyecto y no se termina, o bien se pierde el camino de lo que se quería conseguir por cosas que pudieran tener otro significado o resultado al final.

Antes de entrar a la importancia de la visión, voy a aclarar un poco cómo se compone una visión y su diferencia de la Misión.

Muchas personas suelen confundir la visión con la misión de una proyecto. Una forma sencilla de diferenciar estas dos declaraciones es recordando que la misión responde a la pregunta: “¿cuál es nuestra razón de ser?”, mientras que la visión responde a la pregunta: “¿qué queremos llegar a ser?”.

Establecer la visión nos permite enfocar los esfuerzos hacia una misma dirección; es decir, nos permite lograr que se establezcan objetivos, formulen estrategias y ejecuten tareas bajo la guía de ésta, logrando así coherencia y organización.

La importancia de la visión es en sí lo que todo lo podemos hacer con ella, ya que si es fuerte y poderosa nos permitirá:

  • Inspirar y motivar a los miembros involucrados en ella a que se sientan identificados y comprometidos con ella.
  • Darle identidad y personalidad al proyecto y no verlo como algo cotidiano.
  • Cimentar las bases para la cultura que se va a manejar en el camino, así como proyectar una imagen positiva ante la gente ajena a ella.
  • Decidir siempre en función de ella.
  • Mantenerse firme ante los problemas que vengan en el camino.
  • Soportar las críticas y comentarios que busquen desvirtuarla.
  • Nos permite remontarnos en ella tantas veces como sea necesario.
  • Nos permite sumar a otros en caso de ser necesario.

Para lograr una visión clara y poderosa se requiere contestar y por así decirlo “soñar” con el como será para nosotros el lograr eso que buscamos.

“¿qué queremos llegar a ser?”
Imagina cómo te sentirías siendo eso que te estas proponiendo, que impacto tendría tu entorno, cómo te vería las personas ajenas a tu visión.

“¿hacia dónde nos dirigimos?”
Imagina el lugar o posición que estás buscando tener con tu visión, como seria para ti al momento de conseguirlo.
Si es un lugar físico: imaginalo con detalles, aromas, sonidos, sensaciones térmicas, sensaciones emocionales.
Si es una posición de mercado o de estatus: Imagina el impacto en la gente, el reconocimiento, las ganas de la gente de pertenecer a ello, las oportunidades que se pueden abrir al tener esa visión en la mano, La identidad que se puede obtener al estar ahí.

“¿en qué nos queremos convertir?”
Si lo que se busca es ser algo extraordinario, o algo fuera de lo común que sea visto como innovador, emprendedor, libertador, o inclusive punta de lanza en un entorno, imagina la admiración o la forma en que alrededor.a la gente a tu alrededor

“¿cuáles son nuestros deseos o aspiraciones?”
Bien importante que las preguntas anteriores vayan en acorde a el resultado de esta pregunta, ya que sobre nuestras aspiraciones y anhelos van a recaer todas y cada una de las veces que estemos por renunciar a la visión. de aquí las preguntas que siempre nos puede mantener en ella: ¿que es más fuerte? ¿nuestros anhelos o nuestros problemas?

La visión debe ser lo suficientemente Poderosa como para mover a las personas a salirse de sus rutinas habituales y sostenerse en el camino, sin importar las consideraciones.
Crea una visión tan poderosa que te permita llegar a ella de tal forma que los precios que pagues por llegar ahí, no sean un obstáculo para ti.

“Visión para soñar, convicción para lograr.”
Una visión para soñar, y convicción para trabajar día a día en eso que tanto sueñas. Trabaja día a día para alcanzar tu sueño. No te vendas a la satisfacción inmediata. Sé un visionario y no te pierdas en el camino.

Loading...

Comparte esta entrada

Comparte esta entrada con tus amigos en tus redes sociales.