Ya anteriormente te invite a ver un video de lo que es la zona de confort. Si no la ampliamos, concluimos erróneamente que ésta se queda estática, inamovible y que nuestra rutina nos protege: ‘las cosas han sido así durante los últimos años’, en la confianza de que lo seguirán siendo. Pero, de hecho, sucede lo contrario: no solo no se queda ‘estática’, sino que esa urna de cristal en la que nos encerramos, si no se expande, se retrae un imperceptible centímetro más cada día para comprimirnos gradualmente dentro.

Recuerdo mucho en mi carrera de sistemas como veía a muchos compañeros de informática conformarse con un trabajo en el que el lenguaje de programación que ellos dominaban era el trabajo ideal. Lamentablemente con el paso del tiempo, esta zona de confort se fue reduciendo y a su vez cerrando puertas de nuevas oportunidades (debido a que los lenguajes de programación evolucionan día a día), y en el peor de los caso me toco ver como esa gente ya no tenia trabajo por haberse quedado en su zona cómoda

En esta ocasión pongo a tu servicio 5 tips que te permitirán salir de esta zona en la medida que tu lo veas requerido.

  1. Busque un coach, un mentor o un buen amigo (no aquel que le da a usted palmaditas en la espalda haga lo que haga, es decir… que no se venda o que no le tenga lástima) con el que identificar su propósito personal en la vida.
  2. Escriba sus objetivos, sus planes de acción, calendarios, hitos y recompensas parciales con las que usted se premiará en cada avance fuera de esa zona de confort que, hasta hoy, para usted es conocida: buscamos de este modo estimular su circuito cerebral de recompensa con el fin de replicar nuevos ciclos de ensayo-éxito-recompensa-ensayo que refuercen su coraje en las nuevas decisiones que está adoptando
  3. Alinee sus decisiones con ese Propósito: Si su objetivo es quemar el peso extra que tiene encima, lo mas lógico seria llevar una dieta con un nutriologo acompañada de una buena dosis de ejercicio.Igualmente si su trabajo diario es coherente con él, su motivación a medio y largo plazo estará garantizada y no dependerá de los vaivenes de un bonus estacional o los estados anímicos en su jerarquía. Usted ‘hace’ ahora acorde a lo que usted realmente ‘es’ – y no lo que alguien le mande que sea. (recuerde que no es posible pedirle peras al olmo)..
  4. Encuentre a dos personas en las que apoyarse y que le hagan de espejo cuando deba tomar esas decisiones difíciles: por definición, salir de la zona de confort implica, necesariamente, hacer algo diferente para generar resultados diferentes – y esto, en ocasiones, intimida. De nuevo, sean coach o sus mejores amistades, encuentre personas ya habituadas a quebrar sus propios límites. Desde el punto de vista antropológico, los humanos, como seres tribales que somos, mimetizamos a los demás miembros del clan con los que nos relacionamos. ‘Somos’ acorde a con quien ‘estamos’. Escoja pues sabiamente a su equipo.
  5. Cuestione, pregunte, indague, perfore periódicamente cada una de las interpretaciones que usted hace de su realidad diaria: ¿Es esto lo que realmente quiero para mi? ¿Es esta la labor donde realmente puedo desempeñar al máximo? ¿Puedo/quiero ascender en la jerarquía? ¿Es esta la industria que me apasiona? ¿Mis habilidades necesitan ser actualizadas? Es la única manera de cerciorarse de que, en efecto, expandir esa zona de confort deja de suponer únicamente una serie de decisiones puntuales para pasar a ser un hábito de vida.

Te invito a que los lleves a cabo y gradualmente te vayas poniendo metas que sean retadoras, y a la vez gratificantes. No te quedes cómodo, actúa, y ve por eso que tanto quieres.

Loading...

Comparte esta entrada

Comparte esta entrada con tus amigos en tus redes sociales.